SI BUSCAS, ¡ENCUENTRAS!

BLOG CONCEPCIONISTA: ¡S I B U S C A S , E N C U E N T R A S !

TIEMPO PARA COMPARTIR... TIEMPO PARA DIALOGAR... TIEMPO PARA CONOCER... ¡DATE UN TIEMPO!
CON EL TIEMPO, TODAS LAS PREGUNTAS... ENCUENTRAN SU RESPUESTA

Alza tu corazón al cielo y vive desde el interior, apostando por los valores del Evangelio, al estilo de Jesús de Nazaret.
Camina, vive y sueña...
Realiza lo grande partiendo desde lo que aún es pequeño.
De la mano de M. Carmen Sallés y junto a María Inmaculada, grita con toda tu alma:
ADELANTE, SIEMPRE ADELANTE... DIOS PROVEERÁ.

NOS VEMOS EN SEPTIEMBRE!!!!!

sábado, 25 de febrero de 2017

ECOS DEL PENSAMIENTO DE STA. CARMEN Nº 30

“Sólo cuando alcancemos la meta comprenderemos que ha sido la fuerza de Dios la que ha impedido que «nuestra nave» fuera desvalijada, teniendo la posibilidad de permanecer incólumes hasta llegar al buen puerto. ¡Cuánto tenemos que agradecer!”

REFLEXIÓN DE M. MERCEDES ROMERO, rcm
“Y mientras realizamos la travesía…solo cuando alcanzamos la meta…” sí, solo cuando alcanzamos la cumbre, solo cuando llegamos a puerto el alma descansa y se hace consciente de los vivido en el trayecto.
“Comprenderemos que ha sido la fuerza de Dios”: comprenderemos que allí estaba Dios, en la encrucijada del camino, en medio de las amenazantes olas, en el tedio y la rutina del paso a paso, en los interminables días, amainado el viento…
“Ha sido la fuerza de Dios la que nos ha permitido permaneces incólumes”. Ha sido la fuerza de Dios y por tanto, construiremos un altar confirmando que Dios provee.
“¡Cuánto tenemos que agradecer!” ¿Mucho? ¿Poco? No va por ahí Santa Carmen Sallés. Ella nos habla de actitud de vida. Vivir agradecidos.
El gran místico alemán, dijo una vez: “Si la única oración que dices en toda tu vida es ‘gracias’, esta será suficiente”.
Quizás pensaste que la gratitud solamente es posible en tiempos de buena fortuna. Pero al contrario, la gratitud puede ser un modo de vida.
El agradecimiento comienza en nosotros, mas no tiene que quedarse allí. La plenitud de la gratitud llega cuando la vivimos y la expresamos en nuestras actividades diarias y en nuestras relaciones. Mientras más apreciación demostremos por el bien en nuestras vidas, y mientras más simple y genuinamente les digamos a otros y a nosotros mismos “Gracias”, más gratitud y paz tendremos en nuestro interior.
Cada vez que nos encontremos con una dificultad o frustración, podemos preguntarnos: “¿Por qué me puedo sentir agradecido?” “¿Qué tengo ya que puedo apreciar?” “¿Cuándo y cómo demuestro mi gratitud hacia otros y hacia mí mismo?” Podemos hacer grandes cosas cuando cultivamos la gratitud en nuestros corazones.
Frecuentemente consideramos la gratitud como el resultado de algo. Si alguien hace algo bueno por nosotros, sentimos gratitud. Eso es gratitud pasiva. Yo abogo por la gratitud activa. La gratitud consciente. La gratitud activa es un modo de vivir, un modo de ser.

Un modo de fomentar el poder de la gratitud es mantener un diario de gratitud. Antes de irte a dormir cada noche, anota 10 cosas por las cuales estás agradecido. Ellas pueden ser tan sencillas como “Me desperté”. Damos por sentado muchas  cosas hoy día. Este ejercicio nos ayuda a recordar cuán verdaderamente hermoso es el mundo y cómo Dios obra en nuestras vidas cada día. “¡Cuánto tenemos que agradecer!”

video

No hay comentarios: