SI BUSCAS, ¡ENCUENTRAS!

BLOG CONCEPCIONISTA: ¡S I B U S C A S , E N C U E N T R A S !

TIEMPO PARA COMPARTIR... TIEMPO PARA DIALOGAR... TIEMPO PARA CONOCER... ¡DATE UN TIEMPO!
CON EL TIEMPO, TODAS LAS PREGUNTAS... ENCUENTRAN SU RESPUESTA

Alza tu corazón al cielo y vive desde el interior, apostando por los valores del Evangelio, al estilo de Jesús de Nazaret.
Camina, vive y sueña...
Realiza lo grande partiendo desde lo que aún es pequeño.
De la mano de M. Carmen Sallés y junto a María Inmaculada, grita con toda tu alma:
ADELANTE, SIEMPRE ADELANTE... DIOS PROVEERÁ.

domingo, 21 de mayo de 2017

CRISTO VIVE ¡ANÚNCIALO!

Desde Toledo nos llega un nuevo testimonio de la Pascua. Quien nos escribe es una joven de esta preciosa ciudad y a quien damos la bienvenida y calurosa acogida en nuestro blog, dándole las gracias por querer compartir con nosotros y unirse a nuestra red. ¡GRACIAS, MIRIAM!

¿Qué palabra describiría mi Pascua 2017?: GRACIAS.
Ha sido el primer año que he vivido la Pascua en la parroquia de San José Obrero,  junto a los jóvenes del barrio y a un grupo Concepcionista que viene desde Madrid y otros puntos de España, puesto que aunque soy del barrio pertenezco a la parroquia de Santa María. Comencé la Pascua ilusionada, ya que suponía una experiencia nueva y también con muchas ganas. El motor que me ayuda siempre a entrar en la Pascua y la Semana Santa es la representación de La Pasión, una gran familia de la que afortunadamente formo parte. Gracias a ellos decidí vivir la Pascua de forma diferente, vivirla con ellos.
La verdad es que ha sido un regalo tras otro. Desde el minuto 1 me sentí una más y, sobre todo, me sentía en casa. Uno de los momentos clave fue cuando me preguntaron “Y tú, ¿Qué esperas encontrar en esta Pascua?” A partir de ahí comencé a disfrutar de cada momento, de cada sonrisa, cada conversación, cada canción, cara oración… Yo no quería simplemente acercarme más al Señor como decían muchos, yo quería encontrarme con Él, ¡¡apasionarme!!
No podría definir un solo momento de la Pascua como “el mejor” porque fueron muchos. El jueves comenzamos con la acogida de los jóvenes Concepcionistas, fue una alegría ver a tantos que vienen desde otros lugares, dejando, quizás, sus amigos, su casa, sus vacaciones… para darlo todo por y para Él durante estos días. Después, continuamos la mañana con la reunión de grupos, donde tuve la suerte de estar con los adolescentes que, aunque eran poco habladores, tenían mucho que contar. La Hora Santa y la visita a los monumentos que hicimos por la noche fueron muy especiales. En la primera me quedo con la letra de una canción que decía “Quien pierde su vida por mí, la encontrará, la encontrará” y en la segunda con una palabra que me hizo reflexionar: “El que no vive para servir no sirve para vivir”.

El viernes fue un día emocionante gracias a los testimonios que recibimos, la adoración a la Cruz y algunas conversaciones que tuvimos en los ratos libres. El sábado fuimos al encuentro de Jóvenes de todas las Pascuas de la Diócesis de Toledo y una de las cosas que más me gustó fue poder compartirlo con mis amigas, con mis chicos de San José, los jóvenes concepcionistas y con todos los que se animaron a participar en este encuentro.
En esta Pascua no solo he conseguido APASIONARME y encontrarme con Él, sino que además todos juntos le hemos acompañado en su Última Cena, en su muerte y en su resurrección. Que la alegría que todos hemos compartido estos días no se quede solo en eso, sino que sepamos transmitirla a todos los que nos rodean. Como dice la canción: 
¡CRISTO VIVE, ANÚNCIALO!

¡Ésta es la juventud de Cristo!

Miriam, joven del grupo de Toledo

No hay comentarios: