SI BUSCAS, ¡ENCUENTRAS!

BLOG CONCEPCIONISTA: ¡S I B U S C A S , E N C U E N T R A S !

TIEMPO PARA COMPARTIR... TIEMPO PARA DIALOGAR... TIEMPO PARA CONOCER... ¡DATE UN TIEMPO!
CON EL TIEMPO, TODAS LAS PREGUNTAS... ENCUENTRAN SU RESPUESTA

Alza tu corazón al cielo y vive desde el interior, apostando por los valores del Evangelio, al estilo de Jesús de Nazaret.
Camina, vive y sueña...
Realiza lo grande partiendo desde lo que aún es pequeño.
De la mano de M. Carmen Sallés y junto a María Inmaculada, grita con toda tu alma:
ADELANTE, SIEMPRE ADELANTE... DIOS PROVEERÁ.

sábado, 21 de octubre de 2017

RECUERDOS EN BLANCO Y AZUL: V ANIVERSARIO CANONIZACIÓN

Hace cinco años muchos de nosotros nos encontrábamos en Roma. La ilusión y la alegría de ser partícipes de un gran acontecimiento eclesial y congregacional, podía más que las pocas horas de sueño conciliadas y el gran madrugón para poder ocupar un buen sitio en la Plaza de San Pedro de Roma. Nos sentíamos Familia unida, Familia en fiesta y juntos queríamos celebrarlo y manifestarlo. Y así ha seguido sucediéndose por uno, dos, tres… y hasta cinco años, en los que hemos ido recordando, con la misma alegría e ilusión que aquel 21 de octubre de 2012.
Quien no recuerda aquella larga cola que hubo que hacer, todos con nuestra entrada en mano… algunos “presumiendo humildemente” de su asiento preferente. Quien no recuerda aquella espera eterna y aquella fila que no se movía después de unas horas…, y el comentario de los optimistas que nos alentaban diciendo “No os preocupéis, tenemos sitio reservado”.
Quien no recuerda aquellos queridos hermanos filipinos, viniendo en batallón, portando la imagen de su santo en alto y comenzando a entrar como si de las rebajas se tratara, por los accesos de las vallas que había preparados y que nunca dieron acceso ordenado a nadie…
Quien no recuerda aquel “los últimos serán los primeros”, y ese ver cumplido el evangelio… Quien no recuerda aquel calor sofocante y ese sentirse como Zaqueo en medio de la multitud sin encontrar un sicómoro donde poder atisbar algo más que las espaldas de los que tenías delante.

Pero allí estuvimos, sí. Participamos en la eucaristía, lo más grande, y lo vivimos, sin importar el cómo sino lo que estaba sucediendo allí. Nuestra Fundadora era proclamada Santa y la iglesia, a través del Papa, lo reconocía públicamente:


Y hoy, cinco años después, queremos volver a celebrarlo… Podría haber sido en Montserrat, pero somos “hijos del Dios proveerá” y lo celebraremos y viviremos cada uno donde nos encontremos, pero UNIDOS, una vez más como familia que no conoce fronteras.
¡Felicidades, Santa Carmen! Felicidades a todos, porque nos ha tocado una heredad: una tierra de bendición que hoy se viste de fiesta y de júbilo, tiñendo de blanco y azul sus surcos que darán fruto abundante.
¡FELIZ V ANIVERSARIO DE LA CANONIZACIÓN DE NUESTRA SANTA!

No hay comentarios: